La medicina estética es una rama de la medicina que trata de una forma completa tanto la mejora estética de las personas como aquellos factores internos que influyen en su bienestar y autoestima.

Su objetivo es prevenir y corregir aquellos factores que sean necesarios para favorecer una longevidad mucho más saludable en todos los aspectos, sin acudir a técnicas invasivas y siempre respetando y buscando la belleza natural de los pacientes.

Es por ello que frente a cualquier tratamiento siempre se valora a la persona en su conjunto, tratándola desde el interior y estimulando los procesos fisiológicos necesarios para mejorar el aspecto de una forma integral.